— Diferencias entre estudio biomecánico dinámico y estático —

El lio de las tallas de cuadros

Tomarte medidas de tu cuerpo (altura y entrepierna), decirte que talla de cuadro usas y venderte una bici sería un procedimiento mínimo para acertar en tu elección. Si estás pensando en comprar una bicicleta en un lugar que no se tome el tiempo necesario en medirte y así saber tu talla de bici, colocarte el sillín, el manillar, los mandos y la potencia en el lugar adecuado y venderte la bici, te recomendamos que compres en otro lugar.

Pero todos sabemos que aunque tengamos a dos ciclistas de la misma altura. Pueden llevar tallas diferentes. Dado que el cuerpo humano no es simétrico y hay gente con más brazos que piernas, o más piernas que brazos, o con una elasticidad y peso (o sobrepeso) muy diferente (aquí ya entra la geometría de la bici en cuestión).

Además estan las diferentes patologías que puede tener un ciclista y que afectan a su posición sobre la bici. Dismetrías, rotaciones, acortamientos, límites de flexibildad, angulo de antepies, etc. Sólo detectables y corregidas en un estudio biomecánico dinámico completo.

A un mismo ciclista se le puede "colocar" hasta sobre tres o cuatros tallas de bici. Pero sólo habrá una donde realmente la maneje con efectividad y rinda al máximo.

Si vemos las recomendaciones de algunos fabricantes de bicis actuales, observaremos que muchos se basan, o en la altura, o en la medida de entrepierna. Hay marcas que una misma talla de bici la recomiendan entre 165cm y 180cm de altura. Ovbiamente aquí falla algo.

Muchas recurren a clasificar por letras (S,M,L,XL) huyendo de la clasificación por pulgadas (15",17",19") mucho más precisa. Es fué motivado por lo siguiente...

Breve historia sobre las geometrías de las bicis

Hace muchos años, cuando los cuadros eran de acero, y las geometriás eran casi todas iguales, con el tubo superior paralelo al suelo, los fabricantes cogian unos tubos, los soldaban y fabricaban un cuadro de una manera fácil. Podrían permitirse el lujo de crear muchas tallas, ya que sólo variando la longitud del tubo a soldar conseguían determinada talla.

Entonces, para obtener la talla, se media el tubo del sillín. Desde el centro del pedalier hasta el centro del tubo superior. Era fácil determinar la talla del cuadro.

Pero todo cambió con la aparición del carbono. Un molde para una sóla talla cuesta alrededor de 250.000$. Uno por cada talla. Los fabricantes no querían invertir millones de dólares en numerosos moldes, por lo que se volvieron creativos y se les ocurrió una idea mediante la cual podrían salir adelante con un mínimo de moldes y aún así satisfacer a los ciclistas con diferentes medidas. Estos se conocen como "cuadros compactos" donde el tubo superior está inclinado hacia abajo(sloping). Este nuevo y radical diseño también redujo el tamaño de los triángulos del cuadro, creando cuadros más rígidos.

Ahora muchos cuadros de carbono se crean por secciones. Ahorrando más dinero en los costes. Por ejemplo, tanto los cuadros S como M pueden usar el mismo tubo de sillín y los mismos moldes triangulares posteriores (vainas y tirantes), pero utilizan 2 moldes de tubos superiores de longitud diferente. Lo mismo para L y XL. Algunos fabricantes incluso comparten el tubo del sillín y los moldes triangulares traseros en el rango de S, M, L, XL y solo difieren en la longitud del tubo superior y de dirección.

Por eso ahora hay letras y no números para indicar la talla.

Entonces, ¿cómo se mide un cuadro con un tubo superior con sloping, un tubo de sillín dramáticamente corto y una tija larga? Hoy en día, es común medir la longitud del tubo superior "efectivo" para el tamaño "básico" del cuadro,  sabiendo que se puede personalizar el ajuste de la bicicleta con una potencia de longitud diferente y diferentes alturas y anchos de manillar.  Pero en biomecánica, hilamos más fino y usamos el Reach (alcance) y el Stack (Altura) del cuadro. (ver imagen más abajo)

Un ajuste apropiado solo se puede hacer en un tamaño de bicicleta adecuado

Una vez que se ha determinado el tamaño de cuadro correcto, entonces y sólo entonces se puede hacer un ajuste apropiado de la bicicleta. Tratar de caber en una bicicleta del tamaño incorrecto es una locura. 

El estudio biomecánico completo se basa en la información obtenida de tu cuerpo para adaptar tu bici, a través de ajustes o cambios de diferentes componentes pedaleando sobre ésta.  Está es la gran diferencia con el estudio estático.

Para disfrutar al máximo y divertirte, necesitas una bici de tamaño correcto con la geometría que se ajuste a tus necesidades y ir sobre ella con la posición adecuada.

Texto basado en un artículo publicado por Rick Schultz en el portal de biomecánica findafitter.bike