¿ Que es un BikeFit (estudio biomecánico)? 

El BikeFit o Estudio Biomecánico es un proceso de evaluación de un ciclista y su bicicleta para hacer recomendaciones y ajustes a la bicicleta para que sea seguro, cómodo y eficiente montar.

Un estudio biomecánico puede implicar la educación del ciclista sobre cómo posicionarse mejor en una bicicleta, y puede incluir recomendaciones a otros profesionales (fisioterapeutas, médicos, etc.) si al intentar  un buen ajuste de la bicicleta, este se ve limitado por las condiciones físicas del ciclista. 

Es decir, una buena posición sobre la bicicleta puede requerir trabajo en el cuerpo del ciclista, no solo ajustes en su bicicleta.

El objetivo es minimizar cualquier daño a largo plazo provocado por el movimiento repetitivo del ciclismo, y promover el disfrute sobre la bici mediante la reducción o eliminación del dolor o la incomodidad inducida por una mala posición.

El bikefit también puede tener como objetivo la mejora del rendimiento, a través de la atención al posicionamiento del cuerpo para reducir la resistencia aerodinámica, aumentar la producción de potencia sostenida o máxima y mejorar la eficiencia metabólica.

¿Quien necesita un estudio biomecánico?

Un bikefit no es solo para ciclistas de élite o de competición. Es para cualquier ciclista que quiera ir cómodo sobre su bici, aumentar la eficiencia de su esfuerzo y evitar lesiones. Contrariamente a la opinión popular, el ciclismo no debe ser sinónimo de sufrimiento. La incomodidad, el entumecimiento o el dolor son todos indicadores de que nuestra posición sobre nuestra bici necesita atención.

Sin embargo, la ausencia de molestias no significa que una bicicleta esté perfectamente adaptada a nuestro cuerpo. Aunque el ciclismo es una actividad de bajo impacto, la acción repetitiva de pedalear en un artilugio mecánico puede contribuir al desgaste a largo plazo en las articulaciones, cuyos síntomas pueden no ser evidentes durante años.

Muchas personas se sienten atraídas por el ciclismo porque es una actividad de bajo impacto, pero traen un extenso historial de lesiones al ciclismo de otros deportes en los que ya no pueden participar por completo. 

Como un chequeo de salud, un ajuste de bicicleta no es un servicio "hecho una vez, hecho para siempre". En las siguientes situaciones es cuando se recomienda un ajuste de bicicleta:

  • al comprar una bicicleta nueva (a punto de hacerlo, o lo has hecho recientemente)
  • experimentas molestias, dolores musculares y tensión, entumecimiento o dolor.
  • experimentas la aparición temprana de fatiga (en relación con tus niveles de condición física)
  • tu condición física ha cambiado (más viejo, más pesado / más ligero, más fuerte / más débil, lesión / cirugía)
  • tus objetivos de entrenamiento cambian, de modo que ahora sales más a menudo, más lejos, más rápido o más duro.

No debemos confundir un estudio biomecánico dinámico con una toma de medidas de partes de nuestro cuerpo para saber la talla de nuestra bici y la altura del sillín.

    Texto basado en un artículo publicado en Gobike